El Valencia busca contrarreloj un defensa central que pueda sustituir a Ezequiel Garay, que estará al menos seis meses de baja tras confirmarse que sufre una rotura del ligamento cruzado de la rodilla derecha. De hecho, el club ha hecho oficial la lesión cuando el central ya viajaba a Gijón para ser operado esta misma tarde por el doctor Antonio Maestro .

El Reglamento de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), en concreto, al artículo 124.3 establece la posibilidad poder incorporar jugadores fuera de los periodos reglamentarios “cuando un futbolista de la plantilla cause baja por enfermedad o lesión que lleve consigo un período de inactividad por tiempo superior a cinco meses, ello siempre y cuando la inscripción del futbolista sustituto no requiera la expedición de Certificado de transferencia internacional”. Es decir, la primera condición es que el jugador esté actualmente jugando en la Liga española (Primera o Segunda División) o que se encuentre en paro.

La segunda condición en el caso del Valencia es que no ocupe plaza de extracomunitario. Hasta que Gabriel Paulista obtenga el pasaporte español (se espera que sea en los próximos meses), las tres plazas están ocupadas por el central brasileño, Kangin Lee y Maxi Gómez.

La tercera condición que complica aún más la búsqueda la pone la UEFA. Mientras el Valencia dispone de 30 días para inscribir al jugador en la Liga, en Champions el plazo ya ha acabado. Incorporar a un jugador que pudiera disputar esta competición se antojaba vital, ya que Gabriel Paulista no podrá jugar la eliminatoria de octavos contra el Atalanta por sanción, lo que aboca a Celades a jugársela con Diakhaby y Mangala, que apenas ha tenido minutos esta temporada.

CELADES: “ES COMPLICADO”

El técnico reconoció que encontrar un sustituto al argentino es complicado por tanto condicionante, pero reconoció que el club “está abierto”. “Estamos estudiando alternativas, pero el mercado es más reducido y las opciones son menores. Además, no puede jugar competiciones UEFA. Si hay alguna ocasión, la haremos”, aseguró.

Celades ha descrito la lesión del argentino como “un golpe anímico muy duro para él y para el equipo” y se mostró partidario de mantener la oferta de renovación que se pactó a principios de enero pero no se ha firmado. “Como dije, el acuerdo estaba cerca. Queremos que se opere, se vuelva a Valencia y se retomen las negociaciones para llegar a un acuerdo”, aseguró. Pero fue un poco más allá: “Mi opinión sobre Garay es la misma, al margen de la lesión. Se van a retomar las negociaciones en los mismos términos y vamos a tratar llegar un acuerdo”.

Mientras llega o no un nuevo central, Celades tendrá que alternar a Paulista, Diakhaby y Mangala, “que no ha jugado mucho, pero está bien y preparado”.

La prueba de fuego será la eliminatoria de octavos de final ante el Atalanta, donde la única pareja disponible es la formada por los dos franceses, si es que Celades no se inventa otra alternativa. “Diakhaby es un jugador en el que confiamos. Si no se hubiera lesionado habría participado más y podría haber tenido un rendimiento más continuo. Pero hasta el partido ante el Atalanta queda mucho. Cuando se acerque, veremos”, aseguró el entrenador, que recupera a Rodrigo centrado para los dos duelos de esta semana ante Granada y Getafe, y también a Guedes, que tras semanas de entrenamientos podría volver a las convocatorias.